Los seminarios: la raíz del problema

La profunda y cada vez más grave crisis por la que desde hace ya más de medio siglo atraviesa nuestra Santa Madre la Iglesia, tiene una raíz evidente: la propia e igualmente profundísima crisis de los seminarios, es decir, de los centros de enseñanza y formación de sacerdotes y religiosos. Y como ocurre siempre, si no se ataca el mal en su raíz, de poco va sirve hacerlo en sus frutos… malos frutos.

Vean dos ejemplos de seminarios: el primero (dos minutos de duración), el de Madrid (España), cuyo arzobispado está dirigido, para nuestra desgracia, por el Cardenal Osoro, todo un mal ejemplo de jerarca eclesiástico. El segundo (29 minutos de duración), a continuación de aquél, de la Fraternidad de San Pío X.

De verdad: NO HAY COLOR.

Compartir

2 thoughts on “Los seminarios: la raíz del problema”

  1. No, la raíz del problema, o mas bien el detonante, es el Concilio Vaticano II, que es la causa de la decadencia de los seminarios, entre otros muchos desastres. De hecho la Hsspx existe por causa del mismo Concilio Vaticano II. Ojo, no nos equivoquemos donde está el problema.

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*